lunes, 26 de mayo de 2014

TINTE EN CASA

Riesgos de colorear tu cabello en casa


Como decía en el anterior post cada vez son más los anuncios donde nos presentan unos productos mágicos. 
Hoy me centro en el color. Salen melenas increíbles con tonos irresistibles. Lo que no nos enseñan en desde que base lo han realizado. Es decir, que color tenía antes la modelo. Si era rubia, morena, de cabello natural o ya teñido anteriormente, porcentaje de canas, si llevaba dos o más colores distintos... etc
Todo esto es importante a la hora de elegir que color debemos aplicar. Tanto el tono como saber a que nivel de oxidación se debe de trabajar. 
Esto de la oxidación es algo que siempre me sorprende enormemente de "los tintes de casa"
En un salón debemos de valorar como os decía antes múltiples cosas para decidirnos por un tono y el agua oxígenada adecuada. 
Ejemplos: 
-Si es la primera vez que se tiñe y partimos de una base virgen.
-Si es es un retoque de raíces y el resto ya está coloreado
-Si queremos oscurecer o aclarar independientemente del reflejo a conseguir (marrón, cobre, rojo...)
-Si tiene tiene dos colores ( caso de mechas, o cabellos donde las puntas están más claras y oscuras que el resto) 
-La calidad del cabello. Es decir, en que estado está. (estropeado, poroso, fino, grueso, castigado, quebradizo...) 
-Si el cabello tiende con los lavados a verse con un reflejo indeseado. (marrones que tiran a rojo, rubios verdosos... )
-Nivel de canas. Super importante saber valorar el porcentaje de canas con las que trabajamos.

Todo esto son casos que veo en el día a día en mi salón. Podría seguir con una larga e interminable lista de casos. Y que hacer en cada uno de ellos. Pero esa no es mi función. No pretendo dar "trucos" para que os apliquéis la coloración en casa. Ya que esos "trucos" no sirven de nada si no se conoce de primera mano el producto con que el que se trabaja y sabemos valorar correctamente cada caso.
Muchas os confundís y no tenéis muy claro como tenéis el cabello. Como es lógico no sabéis diferenciar entre la desidratación del cabello, o la falta de reparación, puntas quebradizas etc... Por no hablar de lo amplia que puede llegar a ser una carta profesional y el abanico que esto nos da a la hora de trabajar. Imposible hacer un resumen de años de estudio en coloración. 
De hecho la coloración es lo más "difícil" de mi trabajo. Lo que más técnica tiene y considero que en lo que más formación hay que invertir sin despreciar a los otros servicios.

Cuándo queráis cambiar de color dejaros en mano de un experto. 
Podéis tener multitud de problemas si lo hacéis solas: Colores indeseados, falta de cobertura en la cana, poca duración del color, perdida de brillo, cabello resentido... 

En muchos casos os cuesta el doble de dinero y tiempo, que si lo hacéis directamente en el salón. Ya que os gastáis el dinero en  el producto. Y como el resultado no es el deseado os veis "obligadas" a asistir al salón para el arreglo. Y el arreglo en muchos casos es más costoso y lleva más tiempo que la aplicación de un tinte normal. 

Os dejo un caso de los mucho que recibo casi a diario en mi salón: 
Me encuentro con un cabello estropeado por el abuso de tinte de las últimas semanas. Con un reflejo cobrizo. Un trozo (a media altura) ligeramente más oscura y raíces rubio "pollo" como se conoce vulgarmente. 

La chica quería aclarar el cabello y que se le quedara más cobre y claro sin contar que tinte sobre tinte no aclara. En la caja del tinte que compró se veía un rubio cobrizo precioso. Nada parecido con lo que quedó. Las fotos hablan por si solas. 
Viendo el resultado vino a verme recomendada por otra clienta. 
Después de valorar el tono y la calidad del cabello le dí varias opciones y llegamos a un acuerdo.
El resultado habla por si solo.

Decidimos dejar un tono más natural. Un mocca intenso para disimular el estado del cabello. Utilicé dos mezclas distintas: Una en raíces y otra de medios a puntas a distintos niveles de oxidación. Además apliqué unos velos interiores más claros para aportar luminosidad al rostro. Una buena opción para aclarar disimuladamente y que no tiene mantenimiento. 


Además añadir que la única diferencia de un "tinte de casa" y el profesional no es solo el resultado final de color. Si no también, y no menos importante, la salud del cabello. En el tacto solo lavarlo se nota la diferencia. 
Y cuando hay canas me encuentro señoras que en unos veinte días tienen que volver a teñirse. Sin embargo aplicando un tinte profesional lo alargan hasta treinta y cinco días o más. Esto es porque la calidad de cobertura de un tinte a otro no tiene nada que ver.

Espero que os guste el post. Como siempre, y los que me leéis habitualmente ya sabéis que solo quiero concienciar por vuestro bien de la importancia de ponerse en manos profesionales y en productos de primera calidad. La formación en coloración es muy importante. Aseguraros a ir a un centro o profesional especializado en color. Informaros sobre que marca trabajan y la técnica que utilizan. Os aseguro que podéis notar una diferencia radical de un trabajo a otro.

Se que algunas me diréis "pues yo el tinte que me pongo en casa me queda bien". No lo dudo, hay algunos casos excepcionales. Pero la calidad de tu cabello lo notará con el tiempo. Además cuando se prueba lo profesional no se vuelve a lo casero.

Para las que aún no halláis encontrado a vuestro peluquer@ de confianza no desesperéis.
Preguntad a vuestras amigas y/o conocidas. Entrar sin miedo a preguntar a algún salón. Empaparos de información y seguro que encontráis el idóneo para vuestras necesidades.