viernes, 22 de mayo de 2015

¿DEBEMOS CUIDAR NUESTRO CABELLO EN VERANO?

Los motivos reales para proteger nuestra melena en la playa y piscina

Un año más, con la llegada de la calor empezamos a cuidarnos más. 
Las redes sociales, se llenan de contenido hablando sobre la operación bikini y anticelulíticos. 
Las revistas y la televisión nos inundan de publicidad para vendernos autobronceadores y protectores solares. 

Sin embargo, a pesar de la publicidad bombardeante, el pelo parece olvidarse un poco en los meses de verano. 

Nos encanta estar en la playa, cogernos una cola y no peinarnos. 
"Hace demasiada calor para coger el secador" y "para que peinarse si mañana vuelves a la piscina"



Hasta ahí bien. 
La comodidad es lo primero. Además es bueno descansar, aunque sea durante unas semanas, de herramientas térmicas. 

Pero no olvidemos proteger el cabello. 
Cuando llega Septiembre mucha gente viene a mi salón desesperada con su pelo. 
Se ha vuelto quebradizo, frágil y seco. Su color ha variado mucho y en algunas ocasiones hasta tiene un reflejo verdoso.

No le han dado la importancia suficiente y toca arreglar el daño ocasionado. 

Por suerte confían en mi para el proceso. Pero, ¿por qué no impedimos un poco el daño? Si año tras año pasa lo mismo ¿por qué no prevenimos lo suficiente? 

Las que me seguís desde hace tiempo sabéis que no es la primera vez que hablo sobre los consejos para mantener la melena a raya en verano. Pero hoy quería daros los motivos reales de por qué debéis de seguir dichos consejos.

Empecemos: 

¿Cuál es el daño real del agua salada? 


El Ph del agua del mar es muy elevado. Aproximadamente de un 7.8. En los cabellos normales y secos le resta mucho brillo, elasticidad y consistencia. 
Es cierto, que para cueros cabelludos grasos o con caspa ayuda a combatir el problema. 
Pero el cabello se resiente igual con un Ph elevado. 


Además, las personas teñidas también se ven muy expuestas a este daño. 
Cada vez son más las mujeres que se suman a cambiar de color de cabello. 
He leído artículos donde dicen que España es el país europeo donde más personas llevan tinte o algún proceso químico para cambiar de color. 
Más del 80% de las españolas se tiñen el cabello. 
Siempre he dicho que para lucir bien un color tenemos que partir de un cabello sano.
Así que con más motivo debemos protegernos.
Los baños prolongados en el mar decoloran el cabello y aclaran el color.
Un truco es oscurecer el cabello un tono o dos antes de los días de vacaciones, aun más si vas a pasar una larga temporada en la playa.

El daño que provoca el agua salada en el cabello está comprobado, por ello es importante utilizar un protector específico entre cada baño, y a ser posible aclarar en la ducha con agua fría después de cada chapuzón. 

¿Cuál es el daño originado por el agua de la piscina?


El cloro daña y ataca directamente a las grasas naturales protectoras del cabello y del cuero cabelludo. 
Se vuelve más quebradizo y en muchos casos "el efecto estropajo" se apodera de nuestra melena. 
El cloro también altera el color. 
Las rubias son las más afectadas ya que su color se altera dando un reflejo verde muy indeseado. 
En las morenas este efecto pasa igual, pero gracias a la oscuridad del cabello se nota menos.
Además los tonos fantasías o más llamativos duran mucho menos si los baños son repetidos. 

Es importante, al igual que con el agua salada, proteger con un producto adecuado entre cada baño y enjuagar el cabello abundantemente con agua para retirar en la mayor medida posible cualquier resto de cloro. 

¿Qué implica la exposición solar en nuestra melena?

Al igual que en la piel, la radiación ultravioleta envejece y debilita el cabello.
No debemos de dejar de proteger el cabello mientras tomamos el sol. 
Lo mejor es cubrirlo con un gorrito o pañuelo que tanto están de moda. 



Si no eres de utilizar estos complementos no olvides aplicar protección cada poco tiempo para intentar mantener intacta la queratina natural de nuestro cabello y la proteína fibrosa que es la responsable del brillo y del color. 

En la playa la exposición solar en nuestro cabello es más perjudicial ya que el agua salada intensifica la incidencia del sol. 

Como veis hay tres motivos de peso para proteger el cabello en verano.

Aprovechad como os decía al principio para dejar vuestra melena "al natural".


Si tienes rizos elige una crema adecuada de peinado para lucirlos de manera natural y olvida la plancha durante unas semanas.
Las ondas "surferas" se llevan más que nunca y el verano es el momento adecuado para lucirlas. 

Si no te gusta el cabello suelto hazte trenzas que tampoco pasan de moda o agárralo con un coletero. 


Lo natural está de moda así que deja las herramientas térmicas para los fines de semana y eventos puntuales. 

Ante todo protege tu piel y tu cabello y disfruta del verano.

Espero que esta información os sirva de ayuda y porque no, ayude a concienciar un poco de lo importante de cuidar nuestro cabello.
Podéis dejarme vuestros comentarios o experiencias en "comentarios" o en las redes sociales.

A continuación os dejo los links de las entradas que decía al principio:
Producto estrella del verano
Cuidados para después del verano
Cuidados capilares en verano

1 comentario:

Déjame aquí tu comentario: