lunes, 30 de marzo de 2015

SUBIDA DEL I.V.A EN LAS PELUQUERÍAS

¿Qué ha supuesto esta subida?
¿La peluquería es primera necesidad? 

Una vez más me arriesgo a escribir sobre un tema que seguramente no caiga bien a todo el mundo. 
Un tema que levanta pasiones y moviliza a mucha gente...

Y es que, todos los peluqueros se han sentido afectados por la gran subida que sufrió mi sector del I.V.A.
Pero no solo los profesionales del sector. Los usuarios y clientes han sido también afectados de primera mano por esta decisión que tomó el gobierno del Partido Popular y que se aplicó a partir del 1 de Septiembre del 2012.
Hasta esa fecha en la peluquería se declaraba un 8% de I.V.A ya que pertenecíamos y nos beneficiábamos del "impuesto reducido" y no del régimen general.

Desde entonces todo el sector de la peluquería abría una guerra directa contra el gobierno y en especial contra el Señor Cristobal Montoro, que como todos ya sabéis no es muy asiduo a ir a la peluquería... 

Una guerra a la que se unen grandes empresarios del sector y pequeños autónomos. 
Es imposible escribir este post sin mencionar al gran y conocido peluquero Raffael Pages, que ha impulsado una campaña por todo el país para combatir esta subida. Quizás, sin su esfuerzo esta polémica hubiera quedado un poco más silenciada. 


Desde que se abre esta batalla, muchos son los compañeros del sector que se movilizan a las puertas de los edificios de Hacienda de cada ciudad. 
Escriben textos en sus redes sociales reivindicando una bajada de este impuesto. Se graban en sus peluquerías quejándose de lo que ha supuesto esta subida. Llegando a pedir que durante ciertos días al mes no se cobre con el datáfono para así luchar contra el gobierno. Se crean asociaciones , y como no, se escriben cartas y se hacen recogidas de firmas para que vayan directas al parlamento.


Todo esto, hasta ahora ha quedado en eso...en quejas. Por ahora sin solución.

Pero antes de seguir con la gran lucha de mis compañeros tengo que explicaros algo.
¿Qué paso ese 1 de Septiembre? ¿Todas las peluquerías subieron sus precios? o, por lo contrario ¿el empresario asumió la subida de su bolsillo? 

Pues señoras y señores, hay de todo. Peluqueros que tuvieron que subir su servicio por culpa de este impuesto a pesar de las grandes quejas que generaba en el cliente final. Algunos/as usuarios, como no, culpaban por esto al peluquero y no a Montoro.
Otros compañeros de profesión, en los que me incluyo, asumieron el I.V.A a pesar de las broncas de nuestros gestores y asesores. 

Y hablo por mí cuando digo ¿qué podía hacer?. Mi negocio estaba aún arrancando. Intentaba dar la mejor calidad-precio. Que, por problemas de salud tuve que cerrar durante cinco largos meses sin que el gobierno me ayudara a afrontar ningún tipo de perdida... ¿qué debía hacer? Hice cuentas, y un ticket medio de tinte + corte + peinado subía hasta más de cinco euros por el dichoso impuesto. Quizás fue culpa de mi situación o autoestima, pero no me atrevía a cobrar más a mis clientas. 

Así que a pesar de haber subido este último Enero un 5% por ciento mis servicios por motivos obvios (luz cada vez más cara, impuestos de basura desorbitados, mudanza y mejora de mi salón, mejores productos...) me sigo comiendo la subida del impuesto, ya que esta pequeña subida solo ha servido para afrontar parte de los gastos que han incrementado y que en la mayoría de los casos no tiene nada que ver con el I.V.A.



¿Quiero que se baje el I.V.A en mi sector? Rotundamente si, por motivos obvios. 
Las previsiones eran: España, un país con unas 80.000 peluquerías que dan empleo a 180.000 personas. Con la subida del I.V.A se perderán entre 15.000 y 20.000 empleos y se cerrarán entre 8.000 y 10.000 peluquerías. 
Pero una vez más estos números no fueron reales. Hasta 34.000 puestos de trabajo se han perdido y han cerrado 17.500 peluquerías. 
Estas cifras se leen rápido... Pero, ¡diecisiete mil peluquerías menos! Todo un desastre para el sector. 


Una noticia que ha llegado a periódicos y telediarios y es que no es para menos.

Después de casi tres años, gracias a la llegada de elecciones generales en nuestro país, el gobierno plantea de nuevo bajar el I.V.A a mi sector. Sea por elecciones (que no me parece ético) o por lo que sea, bienvenido sea.

Sea por elecciones o por el gran esfuerzo de Raffael Pages y otros compañeros del sector, ojalá llegue pronto esta bajada.

Todo esto me lleva a la pregunta que planteaba al principio del post. ¿Es la peluquería una primera necesidad?
Peluqueros y peluqueras de España... Estoy harta (muy harta) de escuchar que la peluquería es un servicio de primera necesidad. 
Basándose en ese "lema" muchos reivindicáis la bajada del impuesto. Pero no me parece ético ni cierto.  
Ya que por supuesto un buen corte de pelo en una ocasión puntual se puede considerar básico y en muchas ocasiones, incluso obligatorio según el trabajo que desempeñe el cliente, ya que en esta sociedad aún está mal visto que un banquero vaya al trabajo con coleta.

Pero decidme, ¿quién se peina en peluquería por necesidad? ¿Quién se tapa las canas por necesidad y no por encontrarse mejor y más joven? 
¿Quién se pone unas californianas o unas, ya famosas, mechas balayage por necesidad? 

Podría enumerar un sin fin de servicios que realizamos los peluqueros y que no son necesidad ni básicos para nuestra salud.

Los peluqueros somos artistas. Creamos, inventamos y "jugamos" con el cabello.
Nos lo pasamos bien trabajando. Hacemos tendencias y las imponemos. Coloreamos con un sin fin de tonos y dibujamos. 
Sacamos una sonrisa a los clientes y los hacemos sentir mejor. 
Necesidad básica es lavarse el cabello, pero crear peinados y recogidos es un arte.

Luchemos contra esta subida del I.V.A con sensatez y valores.
Dejemos de bajarnos los pantalones ante el gobierno y dejar de dar explicaciones a clientes, que en la mayoría de los casos, no quieren escuchar. 

Sigamos creando.
El saber hacer da trabajo. Y aunque no sea con la rentabilidad que merecemos no dejemos de inventar...

miércoles, 25 de marzo de 2015

CAMOMILA EN EL CABELLO

Sus efectos secundarios.

Antes de aplicar un producto en casa debemos informarnos bien de sus efectos secundarios.
Muchos productos nos los venden como "naturales" y llaman la atención, ya que pensamos que por ese motivo no van a estropear el cabello. Pero nada más cerca de la realidad...
Ahora, con la llegada de la primavera, vuelven con fuerza las ganas de tener el cabello claro y con un efecto natural. 
La camomila es sin duda un producto muy usado para aclarar el pelo en casa. 


Se comercializa como algo natural sin efectos secundarios, pero en muchas ocasiones, lleva otros compuestos que solo se pueden ver leyendo la letra chica del envase. 
Al no ser tinte o decoloración, y ser algo natural, os parece a veces la opción más llamativa. 
Pero lo cierto es que el uso continuado de este producto, dada mi experiencia profesional, puede dañar el cabello ya que pierde fuerza y su forma natural. Tiende a tener ese efecto tan indeseado conocido como "cabello chicle", un cabello sin textura. La cutícula se resiente y las puntas se abren. 
En resumen, el cabello termina por quebrarse y el rubio conseguido no suele ser el deseado. En pocas ocasiones queda un color uniforme y perdemos cualquier rastro de salud en nuestra melena.

Lo más importante que debéis saber es que no es compatible con productos químicos (tinte, mechas, moldeadores....) Así que no intentéis tapar ese color indeseado con un tinte.

Antes de aplicar cualquier químico de los anteriores mencionados, se debe de hacer una prueba para comprobar la resistencia del cabello.

Cuando se realiza dicha prueba se pueden dar varios casos:

  • Que el color que apliquemos no quede como deseamos debido a la alta porosidad del cabello.
  • Que al aplicar moldeador o desrrizante nos arriesgamos a que el producto no haga efecto.
  • Y lo más importante, el cabello se puede quebrar al realizar cualquiera de estos pasos.
La prueba consiste en coger un mechón de una zona interior y aplicar el producto deseado, (tinte, decoloración, líquido de permanente). Dejar actuar controlando cada pocos minutos e ir tocando el cabello valorando su textura y calidad. En algunos casos el cabello llega incluso a partirse. Esto último es literal. Me ha pasado en varias ocasiones cuando una clienta se ha empeñado en que le realice la prueba.
Como os digo, se realiza en una zona que no se aprecia a simple vista con el cabello suelto. Donde se ha realizado, el cabello ha quedado totalmente partido. 

Los efectos más claros en el cabello de la camomila, sobre todo a largo plazo, son:
  • Lo convierte en un pelo más fino. Más quebradizo y debilitado. 
  • Las puntas se abren.
  • El cabello se enreda con más facilidad. 
  • La cutícula se abre y a consecuencia deja el pelo más poroso.
  • Se parte con facilidad.

Seguramente, con una sola aplicación, no notéis todos los efectos secundarios de la camomila, pero si repetís el proceso empezaréis a ver las contraindicaciones. 
Además, como en todo, hay variedad de marcas y precios. Según la calidad del producto tardaréis más o menos en ver las consecuencias.
Hay muchos foros y menciones en internet sobre este tema. 
Quién ha repetido el proceso y se ha aclarado en repetidas ocasiones con este producto acaba quejándose de los efectos que le ha generado en el cabello. 

Para poner remedio a estos efectos es importante:
  • Cortar el cabello. Hacerlo frecuentemente hasta eliminar restos del producto.
  • Tratar el cabello con una terapia a base de keratina, aceite de argán y vitaminas
  • Mantener una rutina de cuidados en casa con productos que ayuden a regenerar el cabello.

Si queréis aclarar vuestra melena existen a día de hoy muchas técnicas de color (degradados, velos interiores, mechas babylight, etc) que pueden dejar un efecto natural. 
Os aseguro que utilizando el producto adecuado y vigilando el proceso de aclaración el pelo no debe de sufrir. 
Aun así es importante, como no, utilizar un buen producto de mantenimiento en casa. Principalmente para que el color luzca como el primer día.

¿Y tú? ¿Has utilizado camomila en alguna ocasión? 

lunes, 9 de marzo de 2015

NO LAVARSE EL PELO o "NO POO CHALLENGE"

La moda que jamás recomendaría 

Como muchas ya sabéis, la nueva moda de algunos famosos, y no famosos, es no lavarse el pelo. 
Primero todo empezó por "lavarse" el cabello solo con acondicionador, "No Poo".
Moda, que realmente nunca entendí y que aunque algunas usuarias sigan con ella, ya ha dejado de escucharse. 

Sin embargo, llega algo mucho más radical. 

¡No lavarse el pelo durante 30 días!, o más conocida como "No Poo Challenge".

Esta moda llega a nuestros odios tras saber que Robert Pattinson, Adéle o Ewan McGregor entre otros deciden no aplicar champú, ni ningún otro producto, en su cabeza durante un mes. 

En esta ocasión la lucha no es directa hacía los tensioactivos u otros ingredientes que puedan contener los champús y que, según alguna gente, agreden al cabello. 

Se trata de una reivindicación que algunos celebrities han decidido tomar por el efecto que provocan los geles o champús en el medio ambiente. 

¿Y qué opino? 
Pues una vez más, que cada uno haga con su cabello y cabeza lo que quiera. ¡Faltaría más!
Pero, ¿estoy de acuerdo? Definitivamente no...

Me parece genial luchar y ayudar al medio ambiente en la mayor medida posible. 
Pero sinceramente no creo ni que sea la mejor opción para ello, ni que con esto cambiemos el cambio climático. Desde mi humilde opinión no me vale que se den lecciones de por qué un champú puede perjudicar, y sin embargo vayamos tan retrasados con el reciclaje, y sin ir más lejos cada vez haya más vehículos. 
Que no creo que estos famosos que se unen a esta lucha asistan en bicicleta a la presentación de sus películas o a un concierto... 

Además, como no, una opción como esta, trae muchos efectos secundarios.
Empiezo por lo mas obvio. El olor. ¿Qué pasa con la gente de tu alrededor? A mi personalmente me daría vergüenza ir oliendo mal... Llamadme exquisita, pero ni me apetece oler mal, ni mucho menos compartiría vida ni cama con alguien que se pueda pasar un mes sin lavarse el pelo. 
Os aseguro que, a pesar de estar curada de espanto, hay pocas cosas tan desagradables como el olor a pelo y cuero cabelludo sucio. 
Es un olor intenso, difícil de describir y muy desagradable. El agua no es suficiente para eliminar el sebo, y en consecuencia tampoco eliminará el olor. 
Además, el exceso de sebo (grasa) genera picor. Quién sufre este problema lo sabe. 
Un cuero cabelludo sucio en exceso provoca enrojecimiento en el cuero cabelludo, placas, escamas e incluso puede llevar a un problema de dermatitis. 
Es fácil apreciar estos problemas. Incluso al peinar un pelo sucio verás restos de partículas blancas-amarillentas en el peine. 

Por no hablar de su aspecto. Cabello apelmazado, sin vida, sin movimiento, aplastado...



Todas son razones más que obvias para hacer un llamamiento a que todo el mundo se lave el pelo... Algo, que hace solo unos meses parecía lo más normal.

Creo que esta moda tiene demasiados efectos secundarios para que llegue a imponerse en la sociedad. 

Algunos dicen no lavarse el pelo con nada. Solo lo aclaran con agua. 
Otros, deciden cambiar el champú por vinagre de manzana, o bicarbonato de sodio.
Ninguna de estas dos opciones me convence... 

Quién decide subirse al "No Poo Challenge" reconoce que durante semanas el cabello se ve apelmazado y que no pueden ni salir de casa sin un gorro o pañuelo que les cubra la cabeza.
Después de pasar unos meses presumen de que la grasa se regula y no se aprecia tanta suciedad.
Sin embargo, los estudios, y los dermatólogos no coinciden.
Ya que no hay evidencias científicas de que la secreción de grasa se regule por sí sola con el paso del tiempo, ya que la glándula sebácea está localizada a unos 3 milímetros debajo de la piel, por lo que el uso del champú no afecta a la su secreción y no puede llegar al interior de la piel. 
La secreción sebácea tiene una influencia hormonal. Puede variar por la alimentación, estrés, métodos anticonceptivos, o sencillamente etapas en las que nuestro cuerpo cambie. 

Es cierto, que si no utilizamos un champú adecuado a nuestras necesidades podemos irritar nuestro cuero cabelludo, llegando incluso a provocar una dermatitis, pero los productos naturales (bicarbonato y vinagre) no contribuyen a evitar el problema. 
Ya que debido al pH de estos productos pueden irritar el cuero cabelludo, favoreciendo así la aparición de dermatitis irritativa. 
Este tipo de dermatitis puede incluso favorecer la caída del cabello. 

Hoy en día hay muchos productos en el mercado que no llevan siliconas, sulfatos, parabenos, fostatos... etc

A pesar de que está demostrado científicamente que estos componentes no son perjudiciales para la salud, cada vez más, las grandes marcas de peluquería son conscientes de que gusta lo "natural" y por ello crean productos sin estos componentes. 


Si realmente estas a favor de utilizar un champú "libre" hay una gran y amplia línea de productos en el mercados para cada necesidad. 
Busca el que más se adapte a ti.