martes, 23 de febrero de 2016

CUIDADOS CAPILARES EN INVIERNO

Como proteger el cabello del frío


Desde que tengo el blog os he preparado varias entradas para proteger el cabello en verano y os he dado algunos consejos para conseguir llegar a Septiembre sin daños mayores a pesar de la sobre exposición solar y los agentes externos como el cloro y el sodio. 

¿Pero qué pasa en invierno? 
El cabello también sufre igual que en verano, aunque en la mayoría de casos no seamos conscientes de ello. 



El cabello, al igual que la piel, tiende a deshidratarse. Se vuelve más frágil, quebradizo y pierde el brillo natural del cabello debido a las bajas temperaturas. 
Además, el frío provoca la sequedad y a consecuencia, picor del cuero cabelludo en muchas de vosotras. 

Y no podemos pasar por alto que en invierno utilizamos más el secador y herramientas térmicas, con lo que a consecuencia nuestro cabello se puede ver más resentido. 

¿Y quién no ha notado en los meses de invierno más electricidad estática en el cabello? 
Esto suele ocurrir por los cambios de temperatura constantes y por el roce de la ropa (pañuelos, cuellos altos, etc). 

Y no solo eso, la humedad del invierno genera el indeseado encrespamiento. 

Como veis, son muchos los factores que hacen que nuestro cabello no luzca como queramos en estos meses de frío. 

Pero, ¿cómo evitar estos problemas? 

Tenemos que ser conscientes de que al igual que las altas temperaturas estropean el cabello el frío también, y por ello tenemos que mantener unas pautas de cuidado. 

  • Lo primero, y más importante es no descuidar el corte en invierno. Es bueno sanear las puntas y eliminar la partes más dañadas. Además, una vez en el salón de peluquería, aprovecha para aplicar un tratamiento específico de hidratación y reparación. Uno de los más demandados en esta época es la keratina, ya conocida por muchas por sus altos beneficios en los que se encuentra, entre otros, eliminar el encrespamiento. 
  • Protege tu cabello del frío. Si estás en zonas donde las bajas temperaturas son extremas protege tu cabello con un gorrito, y si vas o vives en un sitio de sierra no olvides aplicar también protector para los rayos solares (el mismo que utilices en verano sirve) 
  • No laves el cabello demasiado a menudo. Cada tres días aproximadamente sería lo adecuado y no lo hagas con agua excesivamente caliente. Utiliza champús y acondicionadores apropiados para tu tipo de cabello. Como plus aplica cada siete-diez días una mascarilla que restaure la elasticidad natural del cabello. 
  • Retira el mayor exceso de humedad con la toalla (¡sin frotar!) y evita acercar en exceso el secador. Lo ideal es mantenerlo a unos veinte centímetros de distancia. Evita el uso continuo de planchas o tenacillas y siempre que la utilices protege el cabello con un protector térmico, a ser posible con fijación para que no tengas que repetir el proceso al día siguiente.
  • Cepilla tu cabello para eliminar los odiados enredos que provoca el viento y el uso continuado de prendas que rozan el cabello. Siempre que lo hagas evita que sea un peine de púa fina ya que puede provocar la rotura. 
  • Para el encrespamiento, a parte de la keratina que realices en el salón de peluquería, prueba un producto para el día a día que elimine el indeseado frizz como este. Además la mayoría de estos productos también te ayudarán a controlar la electricidad estática. 
  • Como no podía ser de otra manera, la alimentación es muy importante. Como ya os conté en un post anterior (pincha aquí para leerlo) es muy importante mantener una dieta saludable. Es el primer pilar para mantener un pelo bonito. En muchos alimentos que comemos habitualmente se encuentran multitud de vitaminas y nutrientes que nos van a ayudar a fortalecer el cabello desde el interior. 
Estoy segura de que siguiendo estos consejos básicos conseguiréis mantener vuestra melena a salvo hasta la primavera. 
Siendo constante en el cuidado diario y visitando vuestro salón de peluquería con regularidad conseguiréis mantener una melena cuidada y con brillo incluso en invierno. 

¿Seguíais ya estos consejos para proteger el cabello del frío? ¿Qué más trucos tenéis para evitar los efectos secundarios del invierno en la melena?